KEYLA HOLMQUIST: UNA EXCEPCIÓN.

El caso de la artista venezolana, KEYLA HOLMQUIST, merece contarse en una entrada como esta. Aunque en las Bases de nuestra I Convocatoria Urgente de Mail Art en la Escuela se proclama la necesidad del envío postal, esta autora, que se puso en contacto con César Reglero, nos preguntó si podía participar de forma virtual. En principio, la respuesta hubiera sido negativa. Sin embargo, nos expuso su caso. 
Según ella, en el Arte Correo se considera purista, confiesa que le encanta el envío original, eso del ritual de preparar el sobre e ir a la estafeta. Sin embargo, "en Venezuela, en estos momentos se me hace imposible", nos confesó. 
Un centro educativo, y una Convocatoria como esta, no debe posicionarse política ni ideológicamente, pero sí ser consecuentes con los principios democráticos y el respeto de los derechos humanos. Y más cuando nos comentó su posición: "en los actuales momentos he dejado de lado la ideología política y hago activismo por todos mis compatriotas, todos sufrimos la miseria, la emigración, la persecución, EL HAMBRE, la inseguridad, la mortandad en los hospitales, la escasez de comida, medicinas, de todo en general". En fin, que pensamos que teníamos que hacer una excepción con ella. Y por ello admitimos sus trabajos por este medio virtual.

Envió estas 5 obras:







Nos pidió que eligiéramos una, obviamente nos quedamos con todas y las expondremos cuando llegue el momento. Desde aquí le mandamos un saludo a Kelya Holmquist y a todos los venezolanos.


@KeylaHolmquist

Comentarios

  1. Que bueno y que triste tener que hacer las cosas así! Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Así es, no estamos aquí para dilucidar cuestiones políticas, tan sólo para gritar por los derechos humanos. Un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

FUENTES DE ANDALUCÍA: UN PUEBLO DE ACOGIDA EN LA CAMPIÑA SEVILLANA

DE LAS DIFICULTADES. LAS MANERAS DE SUPERARLAS: ALBATROS

TRABAJOS DE UN CENTRO MUY ESPECIAL: CEPER LA MEZQUITILLA