CORTAR. ROMPER. QUEMAR. COSER

El collage es una técnica recurrente en muchos de los trabajos que se han presentado en nuestra Convocatoria y podéis buscar en las etiquetas para ampliar la información al respecto. Cortar y pegar es un arte en sí mismo y la literatura al respecto muy abundante, ya que ha formado parte de las artes plásticas, de la literatura y de la poesía.
En nuestra Convocatoria podemos apreciar un magnífico trabajo de Alfonso López Gradolí. Este autor es uno de los pioneros de la Poesía Visual en España. Con un estilo inconfundible para cualquier lector que conozca su trayectoria.

Alfonso López Gradolí



Sin embargo, en esta entrada no queremos hablar del collage, sino de cortar literalmente la obra. Hay varios trabajos que han utilizado esta acción para llevar a cabo su planteamiento. La razón podría buscarse en la necesidad de contar o mostrar un desencuentro. Un distanciamiento o ruptura que en el tema de los refugiados identifica buena parte de la problemática a la que nos enfrentamos. Algo se ha roto, obviamente, pero ¿es definitiva esta ruptura...? Lo roto, lo cortado hay que coserlo.

Para Ferrán Destemple, la solución es recurrir a unas grapas. Pero no señala responsables, las responsabilidades sociales, políticas, económicas o de cualquier otro índole. Y bajo mi punto de vista, podemos pensar que se resuelve la ruptura, pero, sin embargo, la cicatriz no desaparecerá. El uso de las grapas señala un dolor físico que traspasa la base pulcra, sutil (¿espiritual?), sobre la que se elabora su envío. También supone un acierto la decisión de no incluir otros elementos (colores, imágenes, etc.) en su obra -en una de ellas, una leve cita que ahonda en el desconcierto al que nos enfrentamos. 


 (Pincha para ampliar)
  (Pincha para ampliar)

(Destemple nos envió tres trabajos independientes, que al unirlos mantienen cierta cohesión o son capaces de plantear un diálogo entre ellos).

 (Pincha para ampliar)

Por otro lado, Josu Puente, opta por coser con hilos una posición más política, social o histórica. Los refugiados en este caso son los sirios y Europa la zona de acogida. Ambas son inseparables en su posición. La ruptura respeta ese límite que no puede ser difuso cuando están unidos.



Y por último, el trabajo sin dilación de J. Gómez. Ni hilos, ni grapas. En este caso, unas bridas para que llaman a nuestra conciencia. La onomatopeya quiere dar la voz de alarma sobre la realidad. Otra vez, como en el caso de Destemple, se renuncia a artificios e información que distorsionen los elementos minimalistas escogidos.


En definitiva: cortar, romper e intentar coser lo que se ha roto y que nunca debería haber ocurrido. Al menos, aunque con crudeza, estos artistas apuestan por unir antes que por separar. Aunque las marcas sean imborrables.


Más información:
Sobre Alfonso López Gradolí, en BOEK, pinchando aquí.
Josu Puente: http://josupuente.com/
Ferrán Destemple: http://ferrandestemple.blogspot.com
Joaquín Gómez, en BOEK, pinchando aquí.





Comentarios

Entradas populares de este blog

FUENTES DE ANDALUCÍA: UN PUEBLO DE ACOGIDA EN LA CAMPIÑA SEVILLANA

DE LAS DIFICULTADES. LAS MANERAS DE SUPERARLAS: ALBATROS

TRABAJOS DE UN CENTRO MUY ESPECIAL: CEPER LA MEZQUITILLA